sábado, 29 de abril de 2017

Your Life, Your Way


No importa que no sepas hacia donde vas, lo realmente importante es saber de dónde vienes.

Esmérate en el difícil arte del "no hacer" para hacer. Observa, siente y no pienses, pues la mente no es más que una herramienta y no siempre tiene todas las respuestas. Deja que tus pensamientos fluyan como el agua de un río y recuerda que, cuando el agua se estanca se convierte en lodo.

Deja de atosigar a tu corazón con el maldito ego y permítele que se exprese libremente; ten el valor de apagar el ego y encender el corazón y la valentía suficiente para escucharlo, él nunca se equivoca.

Pero recuerda siempre esto: no importa que no sepas hacia donde vas, sino, de donde vienes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario