miércoles, 17 de mayo de 2017

A 3cm Sobre el Cielo


3cm, ni uno más, ni uno menos. Esa es justo la distancia que separa una boca de otra antes de besarse, esa es la distancia que hay entre la tristeza y la felicidad, la distancia entre el infierno y el cielo...
3cm, ni uno más, ni uno menos. Muchas guerras se han librado por tan reducido territorio; buscados como un pirata buscaba un tesoro, por eso a veces, esos 3cm huelen a Ron.
3cm, ni uno más, ni uno menos. Ni tan siquiera necesitas llegar a dar el beso, esos 3cm, ya son el beso...

Es un terreno inhóspito, tierra de nadie, ni tuya ni de ella.
Es la Tierra del Alma y es justo en ese pequeño espacio donde las almas se aman sin besarse.
Es la calma que antecede a la tormenta, ese volcán que despierta. 
Es un Pedacito de Cielo situado entre dos Infiernos.
Es ese instante en el que el tiempo no se detine, sino que deja de existir. 

Ese pequeño espacio rodeado del olor de tu pelo, mi perfume, el tacto de tu cara, y agarrarse a tu cintura como si no hubiese un mañana, como si fuese tu último día de vida y esos 3cm fuesen justo el lugar donde quieres morir en paz.

Un beso que da paz y descanso a los guerreros...
Un espacio sagrado donde descansar las alas...
Un lecho donde soñar con el alma...


No hay comentarios:

Publicar un comentario